Infecciones De La Piel y Tejidos Blandos

Resumen comprensivo de Tipos de Infecciones de La Piel y Tejidos Blandos, incluyendo: Definición, Patogenia, Diagnóstico, y Tratamientos.

Infecciones De La Piel y Tejidos Blandos

Infecciones De La Piel y Tejidos Blandos


Introducción y Definiciones

La piel y sus anexos constituyen la principal barrera estructural de defensa del organismo frente a agentes externos, estando formada por tres capas:

Epidermis: Capa verdaderamente protectora más superficial y avascular

Dermis y Tejido Celular Subcutáneo (TCS): capas más profundas y con riego sanguíneo

Existe un constante equilibrio entre microorganismo y el huésped, de manera que la eliminación de ese equilibrio puede favorecer el desarrollo de infecciones cutáneas. Algunos de los factores que pueden alterar este equilibrio son:

  • La humedad
  • El aumento de la temperatura
  • Diversas enfermedades o inmunosupresión
  • El uso de antibióticos 

Capas de La Piel

En esta revisión se hará referencia a los niños con una patología ya de base.

Patogenia

Frecuentemente pueden estar envueltos en el curso de múltiples enfermedades infecciosas. Tres patrones patogénicos han sido descritos clásicamente 

  1. La infección no involucra directamente la piel, pero su manifestación cutánea es el resultado de toxinas (ej. Fiebre escarlatina o síndrome de piel escaldada) o mecanismos inmunológicos (ej. Sepsis gonoccica diseminada)

  2. La piel es infectada como parte de una enfermedad sistémica por un mecanismo inmunológico. El ejemplo más claro de este patrón son las enfermedades virales como el sarampión, la varicela y la viruela; sin embargo, ciertas enfermedades bacterianas como la meningococcemia, la sepsis por pseudomonas aeroginosa y las infecciones por micobacterias, hacen sus manifestaciones cutáneas como parte del crecimiento sistémico.

  3. La piel y sus anexos pueden ser infectados primariamente, llegando a involucrar en algunos casos tejidos subyacentes

Tipos de Infecciones de la piel y tejidos blandos

Las infecciones bacterianas de piel y tejidos blandos se caracterizan por una diversidad de cuadros clínicos dependiendo de la localización anatómica, el tipo de germen, la profundidad y el curso evolutivo de las mismas.

Según su localización

En esta revisión nos limitaremos a realizar una descripción de las variantes más frecuentes en la práctica clínica como son:

  • Impétigo
  • Erisipela
  • Celulitis
  • Abscesos subcutáneos
  • Fascitis necrosante
  • Piomiositis
  • Mionecrosis

Impétigo

Es la lesión bacteriana más superficial de la piel. Esta piodermitis abarca la epidermis y se caracteriza por presentar dos variantes típicas:
a) El impétigo contagioso causado por S. pyogenes y
b) El impétigo bulloso causado por S. aureus.

Se caracteriza, el primero, por la presencia de lesiones cutáneas, costrosas meliséricas, eritematosas y exudativas; el segundo, por lesiones vesiculares y bullosas. Las dos variantes afectan especialmente a niños y tiene gran contagiosidad.

Erisipela

Sus lesiones tienen una apariencia indurada “en piel de naranja” eritematosas, elevadas, de bordes bien definidos, acompañadas de dolor y calor. Se localizan predominantemente en extremidades y región facial. Anatómicamente, las lesiones se extienden desde la epidermis a la dermis superior. En su fase resolutiva desencadena una lesión descamativa residual.

Celulitis

Su característica clínica es muy parecida al de erisipela, acompañado de una afectación más profunda. Pueden presentarse lesiones pustulosas cuando son ocasionadas por S. aureus. En algunas variantes clínicas, pueden evolucionar a la necrosis dependiendo del germen causal. Sus lesiones comprenden la dermis y el tejido celular subcutáneo.

Abscesos Cutáneos

Se caracterizan por la presencia de colecciones purulentas localizadas en la dermis y el tejido celular subcutáneo. Se aprecian como lesiones induradas, renitentes, dolorosas, eritematosas y elevadas dependiendo del volumen de su contenido. Se presentan como lesiones únicas o múltiples localizadas en cualquier parte de la piel.

Fascitis Necrosante

Es una de las infecciones cutáneas más importantes y peligrosas. La infección se inicia en la piel, continua en tejido celular subcutáneo y se difunde a través de las fascias. El cuadro clínico se caracteriza por la presencia de dolor intenso en un terreno de lesiones eritematosas, bullosas, rojo vinosas, que afectan piel, tejidos celular, subcutáneo y fascias. Además en la patología gangrenosa se puede apreciar mionecrosis, fácil de detectar con ecografía convencional. También puede existir la presencia de crepitación u olor pútrido por la presencia de gas que se evidencia en imágenes radiológicas de la zona afectada.

Piomiositis

Se presenta como colecciones purulentas que ocupan la integridad del tejido muscular y producen lisis del mismo. Se presenta con afectación funcional, edema y dolor del músculo afectado. Se aprecia en pacientes inmunodeprimidos y en niños desnutridos en forma de piomisitis tropical en zonas cálidas tropicales. Es muy común la afectación del músculo psoas-ilíaco.

Mionecrosis

Es una afectación infecciosa aguda y grave de grupos musculares causado predominantemente por clastridios (Gangrena gaseosa) y como secuela de trauma de piel y tejidos blandos. También pueden ser ocasionados por flora polimicrobiana debido a bacteriemia o trauma. Se aprecia en extremidades y se acompaña muy a menudo de crepitación de los tejidos blandos circundantes. Para su rápido diagnóstico son muy útiles los estudios de imagen.

Microbiología

La microbiología de las infecciones de piel y tejidos blandos se fundamenta en los gérmenes de la flora normal de la piel, y en aquellos que son habitantes de los ecosistemas bacterianos que entran en contacto con las estructuras anatómicas de la piel luego de lesiones traumáticas.

Analítica general

Se recomienda realizar una Hematología Completa, donde se aprecia una leucocitosis acompañada de neutrofilia en relación directa con la gravedad de la lesión y al compromiso sistémico. La velocidad de sedimentación globular y la proteína C reactiva son indicadores sensibles de la respuesta inflamatoria aguda, y la titulación repetida de este último, se vuelve en un indicador de la evolución del proceso.

Microorganismos causales de las infecciones de piel y tejidos blandos.

 

Microorganismos principales

Menos frecuentes

Impétigo

Streptococcus pyogenes

S. aureus

Erisipela

Streptococcus pyogenes

S. aureus

Celulitis

S. aureus

Streptococcus pyogenes

Streptococcus grupo B, C y G

Bacilos Gram negativos

Abscesos subcutáneos

S. aureus

Flora mixta

Fascitis necrosante

Streptococcus pyogenes

C. perfringens,

V. vulnificus,

A. hydrophila

Estreptococos anaeróbicos

Piomisitis

S. aureus

Bacilos Gram negativos

Mionecrosis

Clostridium perfringens

Flora polimicrobiana

Diagnóstico

El diagnóstico de las infecciones bacterianas se apoya en dos grandes pilares

  • Manifestaciones clínicas
  • Estudio microbiológico basado fundamentalmente en las tinciones y en el cultivo

 Tratamiento

El tratamiento de las infecciones bacterianas cutáneas se basa en el uso de antibióticos, que pueden ser administrados de forma sistémica o tópica.

Tópico:
mupirocín, polimixina B, sulfato de gentamicina, con previo lavado con agua y jabón.

Sistémico:
dicloxacilina, cloxacilina, cefalosporinas de primera generación o macrólidos x 10 días. En caso de alergia a betalactámicos se aplica ácido fusídicos. También incluye penicilina V, amoxacilina- ácido clavulánico, cefuroxima-acetil o clindamicina.

Tratamiento empírico y alternativo de las infecciones de piel y tejidos blandos

 

Tratamiento Antimicrobiano Empírico

Tratamiento Microbiano Alternativo

Impétigo

Penicilina Benzatínica

Penicilinas Isoxazólicas

Mupirocina Tópica

Erisipela

Penicilina Cristalina

Penicilina Procaina

Penicilina V

Aminopenicilinas

Celulitis

Penicilinas Isoxazólica

Cefalosporinas de Primera Generación.

Aminopenicilina + IBL

Abscesos subcutáneos

Penicilinas Isoxazólicas

Cefalosporinas de Primera Generación.

Aminopenicilina + IBL

Fascitis necrosante

Penicilina Cristalina + Clindamicina

Ciprofloxacino + clindamicina

Cefalosporinas de Primera Generación + clindamicina

Carbapenémicos

Piomiositis

Penicilinas Isoxazólicas

Cefalosporinas de Primera Generación.

Aminopenicilina + IBL

Mionecrosis

Penicilina Cristalina + Clindamicina

Ceftriaxona


Antibióticos más frecuentemente administrados en infecciones de piel y partes blandas:

Tratamiento quirúrgico

En las infecciones profundad de piel y tejidos blandos es mandatoria la evaluación inicial del cirujano y, de acuerdo a la complejidad de la misma, la intervención quirúrgica por parte del especialista.

Las colecciones pueden ser evacuadas por punción cuando son superficiales, localizadas, no tabicadas, de pequeño volumen y causadas por gérmenes no invasivos. En tanto que, las colecciones profundas, difusas, de volúmenes grandes y causadas por gérmenes invasivos o anaerobios, se recomienda una adecuada exploración quirúrgica, ya que no son raras las complicaciones secundarias o un inadecuado drenaje o desbridamiento.

Así mismo, el abordaje quirúrgico de las infecciones necrosantes, fascitis, piomiositis y mionecrosis es obligatorio para prevenir las complicaciones sépticas, circulatorias debido a síndromes compartamentales o diseminaciones a través de las fascias, en especial a nivel cervical, tóraco-abdominal y perineal.

Las Infecciones de La Piel y Los Tejidos Blandos son afecciones que puede llegar a complicarse, y su diagnóstico y tratamiento no deben postergarse. Me gustaría ayudarte ante una necesidad médica que envuelva este caso. Practico una medicina moderna, compasiva, y con muchos años de experiencia. Nuestros servicios pediátricos cubren la zona de Puerto La Cruz, Lechería, Guanta, y Barcelona, Venezuela. Puedo ser contactada de la siguiente manera:

Website: https://AVJpediatria.com

WhatsApp:  +58 414-837-6343

♦ Email: adamvj [AT] hotmail.com 

♦ Instagram: @Ada_ped

♦ LinkedIn:  https://www.linkedin.com/in/adameira-v-a905b75a/

What's Your Reaction?

like
3
dislike
0
love
1
funny
0
angry
0
sad
0
wow
1